lunes, 19 de enero de 2015

LA EDUCACIÓN NO RESUELVE NADA - LEÑA PARA LA HOGUERA EDUCATIVA 9


LA EDUCACIÓN NO RESUELVE NADA
LEÑA PARA LA HOGUERA EDUCATIVA 9


La solución para todo ... ¡es la Educación! 
(Creencia General)

Introducción

Nosotros creemos que la Educación como la pregonan los políticos y los empresarios no es solución de nada.

Nos oponemos al artificial discurso de la Educación como  panacea de todos los problemas, pues creemos que se trata en exclusiva de hacerle creer a la gente que la Educación soluciona problemas.

Modificar un aspecto de una realidad compleja y dejar igual lo demás no aporta gran cosa.

Cuando viene alguien con responsabilidad y se le plantea un problema existente, verlo poner los ojos en blanco y pontificar: Eso se resuelve con educación, no nos dice nada. Debiéramos empezar por definir qué es eso de Educación, y cómo y en en qué medida soluciona tal y cual problema.

Asumir la Educación como Panacea Mágica es puro tonteo a que se somete a las gentes. La "Educación" no es un metafísico abracadabra que administrado a cuentagotas soluciona problemas de toda laya y calaña en nuestras sociedades. El problema laboral juvenil en nuestro país, por ejemplo,  le hace saltar las costuras al presente gobierno, y no puede resolverse con más "educación".

Además, hay desacuerdos: Por ahí un importante columnista de la concentración mediática repite muy suelto de huesos que el problema en la Educación es el exceso, porque produce demasiados contestatarios e izquierdistas, y eso que le turba el sueño a la clase dominante no puede resolverse con más educación.

Que la Educación instrumente la movilidad social mínima propia de una sociedad más o menos democrática es una afirmación vacía en el contexto de un feroz clasismo y desbarajuste social y ético. Todos sabemos que la Educación como concepto, proceso, sistema, actividad, etcétera, en nuestros países es bastante inútil y prescindible, y no solamente no logra objetivos positivos sino que más bien propicia el retroceso y sostiene la reproducción de las desigualdades. 

Lo Manifiesto y lo Latente

Cuando se dice que la Educación resolverá tal o cual problema, hay que mirar bien quien lo dice. Si son políticos de mafia y argolla (y de los otros también), decirlo les permite distraer a las desconcertadas gentes, patear las soluciones a los verdaderos problemas hacia las calendas griegas, diluir las culpas y responsabilidades de los desastres de las últimas décadas, y encubrir lo masivo de los operativos de robo, corrupción y mentira que tienen masivo y entusiasta lugar mientras hablamos.

Como el proceso educativo dura decenios y no se sabe exactamente si termina, y cuando, es perfecto  manipularlo como Solución, pues no obliga a nadie a gran cosa. Es sumamente útil para hacer la finta de que se hace algo, inaugurar un par de aulas y dejar el resto como está, porque mientras la gente crea que algo se hace para "el futuro", en el hoy el corrupto sigue corrompiendo, el ladrón robando y el mentiroso mintiendo, porque las gentes dedican energías a "estudiar" o a reunir los ingentes fondos indispensables para que sus hijos "estudien". El truco es que sigan creyendo que "el que estudia triunfa", y dejen a los sinvergüenzas que roben mientras "hacen obra", en la esperanza de morder su tantito ... una vez que hayan logrado obtener esa cada vez más cara mercancía llamada "Educación". 

El meollo del problema

Lo dicho suena tan desesperanzado como desencantado, pero decía mi Santa Abuela que el que dice la verdad no miente. La Educación como Panacea es para engatusar a las gentes, y tiene poco que ver con lo esencial de la Educación.

Usemos un truquito epistemológico para distinguirlo,  un enfoque fenomenológico más o menos a lo Husserl. Es decir, concentrémonos en el fenómeno tal como es en sí, abstrayéndolo y deconstruyéndolo de todo aquello con que se lo rodea, y que usualmente proviene de diversos idola a la vieja moda de Francis Bacon.

Es decir, veamos el fenómeno educativo calato y despojado de toda morralla, basura, hojas secas y estorbos que nos tapan los hechos. Desprendidos de lo que no es fenoménicamente Educación, nos deshacemos de todo lo demás: "Política educativa", "Economía educativa", "Sociología educativa", "Sistema educativo" y todo otro añadido. Una vez deconstruido todo esto, discernimos el verdadero grado de importancia o "imprescindibilidad" de lo que queda como esencia de la Educación. Así tenemos argumentos para decir si lo que hacemos tiene sentido, si ponemos los recursos donde deben estar, o si lo que invertimos va a producir o afectar un resultado previsible, o si simplemente hacemos la misma finta una y otra vez.  

Deconstruyendo

En el siguiente cuadro hay elementos que nos refieren a la Educación: 

ELEMENTO
PERTINENCIA
SE PUEDE PRESCINDIR
Salón de Clase
Es importante que haya un espacio físico, sin embargo la transmisión de conocimientos, habilidades y actitudes no lo requiere necesariamente, y puede utilizarse casi cualquier lugar como espacio de aprendizaje.
SI
Textos, Equipos y Materiales
Refuerza la acción del profesor, pero tanto profesor como alumno pueden eventualmente pasársela sin textos, equipos ni materiales como ocurre en muchísimos lugares. Incluso el concepto mismo de Libro de Texto está en veremos.  La transmisión de contenidos no requiere necesariamente de ellos, aunque parecen auxiliares de mucha importancia para facilitarle la vida al docente y puede incluso que faciliten el aprendizaje. 
SI, 
en situaciones extremas
Escuela
El aprendizaje no requiere en realidad de Escuelas, pues se produce espontáneamente; pero parece importante tener estas instituciones para transmitir y fijar las conductas sociales consideradas deseables. Sin embargo, podemos imaginar un proceso de enseñanza / aprendizaje, que podría continuar eventualmente sin escuelas o con conceptos más cercamos a los de las comunidades educadoras.
SI, aunque tiene importancia para la socialización
Director
Necesario si hay muchos profesores y alumnos, y hay que administrar y gestionar recursos escasos. Puede eventualmente apoyar el proceso educativo. Pero no es imprescindible el Director para que haya enseñanza / aprendizaje, y demasiadas veces su acción estorba, deforma o dificulta el aprendizaje. 
SI
Organismos Intermedios
Pueden apoyar a maestros y alumnos, pero sin ellos nada cambia en el proceso general. Pueden ser eventualmente útiles, pero tienden a la burocracia, y pueden perfectamente ser factor de retardo o de coacción y coerción de los docentes de a pie. 
SI
Currículo
Representa lo que se enseña, y sin contenidos no hay enseñanza. Es verdad que los contenidos suelen anquilosarse y limitarse a la repetición y paporreteo, pero no hay enseñanza ni aprendizaje en el vacío, y cuesta imaginarse un proceso de este tipo sin contenidos. Por otra parte, los contenidos representan la experiencia condensada, resumida y sistematizada que los grupos humanos consideran importante transmitir a sus descendientes.
NO
Maestros
Los que enseñan, no es posible de ningún modo prescindir de ellos. Son las correas de transmisión de la experiencia social entendida tal como lo mencionamos en el cuadro anterior.
NO
Alumnos
Los que aprenden, no es posible prescindir de ellos. Son los que asumirán los contenidos sociales considerados relevantes y reproducirán el modelo y lo modificarán de acuerdo a sus necesidades. Con el tiempo serán, a su vez, transmisores.
NO

(Inserte aquí otros elementos que se le ocurran y continúe el análisis)




Algunas Conclusiones

Desprovisto de toda la morralla, hojarasca y fuegos artificiales, el hecho mondo y lirondo en sí es que lo más básico y esencial en Educación es:


Alguien que enseña,
y alguien que aprende

Podemos discutir hasta la náusea las circunstancias, personas, rasgos, colores, sabores y texturas del fenómeno, pero al final todo parece reducirse a esto, y nada más que esto:


Alguien que enseña a Alguien que aprende unos conocimientos socialmente relevantes.  

Y no habría nada más esencial en el fenómeno educativo. Tal vez le cargamos la tinta demasiado a lo esencial, porque definitivamente hay más, pero como ya no es lo Esencial, podemos continuar razonando desde este punto. Así llegamos a una consecuencia fundamental de lo dicho:


En Educación, puedes cambiar lo que creas necesario, pero si no modificas para mejor las condiciones de Enseñanza del Profesor, y/o de Aprendizaje del Alumno … pues no has atacado la esencia del Problema.


EN CONSECUENCIA, NO HAS HECHO REALMENTE NADA.
(E incluso puedes estar retrocediendo)


.   
Colofón

La mayor parte de lo que se dice que mejora o afecta a la Educación no va a lo esencial sino a  lo accesorio: La infraestructura, organización, equipamiento, etcétera, tienen importancia pero no van al centro del problema, que es la optimización del proceso de enseñanza / aprendizaje a través de la mejora de las condiciones de vida del maestro y de los alumnos.

La mayor parte de los que venden la Educación como Solución a los problemas de la sociedad abstraen a Maestros y Alumnos del proceso y pretenden persuadirnos que poner computadoras y construir aulas mejora sensiblemente la educación. Ello es tan efectivo como arrojar violines en paracaídas para enseñar música, o construir aulas más grandes para que entren el doble de alumnos en cada una. Pero es que arrojar violines con paracaídas o duplicar el tamaño de las aulas son "obras" tangibles que permiten robos aún más tangibles. En cambio, capacitar docentes y mejorar sus ingresos y condiciones de trabajo, o entregar desayunos y transporte escolar, aunque sí mejoran las condiciones de vida de las gentes involucradas en el proceso, se dejan de lado pues el porcentaje de coima es más reducido.

Constatar esto y decirlo es incendiar la pradera, y eso a muchos no les gusta, pero las hogueras queman, y también iluminan la noche. El que tenga oídos, que vea.  

Peru Blogs