lunes, 26 de enero de 2015

EDUCACIÓN CLASISTA - PARTE UNO - LEÑA PARA LA HOGUERA EDUCATIVA 10


EDUCACIÓN CLASISTA - PARTE UNO
LEÑA PARA LA HOGUERA EDUCATIVA 10 


Curiosa época aquella en que a la simple honestidad se le da el nombre de coraje.
(Bertold Brecht)

Introducción

Desde un par de décadas atrás referirse a las clases sociales o al "clasismo" como elemento de diferenciación social es casi insulto. La caída de la Unión Soviética, el colapso del comunismo y de los autoritarismos de izquierda parecían preludiar una sociedad donde todos, tomados de la mano, avanzaríamos a la utopía del libre mercado, mientras entonábamos canciones de los bee gees. Los profetas profetizaron antes de tiempo que la persecución de la felicidad nos llevaría, esta vez sí, a la felicidad y no a la frustración. Sin entrar en mayores detalles, la profecía no se cumplió. 

Sin minimizar lo ocurrido (que es materia de estudio y análisis, no wishful thinking), podríamos decir en odioso análisis marxista, que las superestructuras estatales del "socialismo realmente existente" se colapsaron sobre sí mismas, pero que la estructura básica de la sociedad globalizada no solamente se mantuvo intacta, sino que en estas dos décadas profundizó su carácter clasista.

Educación Clasista

¿Por qué partimos de tan lejos? Pues porque cuando se trata de negar lo evidente, las clases dominantes de nuestro país (no sé por qué digo "nuestro", en realidad es "de ellos", el resto estamos de prestado nomás) tapan el sol con un dedo así de grande. Por ahí una élite pensante esconde los hechos de los ojos de las mayorías y también de la porción de caídos del palto de la clase dominante, la carne de cañón. Pero las contradicciones internas allá arriba son otro tema.

La Educación, se sabe de mucho, reproduce las estructuras sociales pues esa es su función social específica, quien lo pase por alto tiene un serio problema de contacto con la realidad. Hagamos un par de Ejercicios Distópicos: Si la estructura social fuera esclavista - industrial (absurdo conceptual, pero en el universo cuántico todo es posible), la educación estaría prohibida a los esclavos, se loaría el libre mercado de piezas de ébano, y de otras maderas, en los medios de comunicación concentrados, y la discusión entre los Propietarios de Esclavos o sus periodistas asalariados versaría sobre si es o no adecuado dar descanso a los esclavos, o no. ¿Se parece esto un tanto a lo de hoy? Ninguna casualidad es coincidencia.

Si las estructuras sociales fueran feudales - industriales (absurdo conceptual menos improbable), la educación sería algo más abierta, pues la sociedad necesita formar pajes y escuderos, y la prensa parametrada criticaría la Carta Magna por ir contra las Manos Muertas que encadenan los trabajadores a la tierra. La Educación segmentaría compartimentos estancos: Una Universal para siervos, centrada en las competencias para el uso del azadón y los valores del acatamiento a la autoridad; y otra para aristócratas, diseñada para reproducir administradores de fincas, funcionarios del estado y dirigentes de la sociedad. ¿Se parece esto un tanto a lo que hay ahora?  Repito, no hay coincidencia que sea casual.


A qué viene a cuento todo esto
    
Pues a que el Grupo Educación al Futuro del Perú, que dirige Jesús Zaragoza ha publicado su Guía del Postulante, décima edición, en venta en todas partes a sólo quince soles. Y no hay de qué por la propaganda gratuita, es apoyo al trabajo honrado. Pero parecen revolucionarios sin querer queriendo, pues hoy en día evidenciar los hechos y señalarlos con el dedo socava las bases del control y dominio de los grupos dominantes, da espacio al temido outsider, y es peligroso para la integridad del publicista, dígalo #charliehebdo. Como las leyes contra la Apología del Terrorismo no son para eso, sino controlar el pensamiento disidente, no nos sorprendería se le acuse de apología a la Guía del Postulante sin haberla leído, ya pasa eso con una obra de teatro (La Cautiva) que los censores no han visto, acá en esta ciudad de Lima que no se sorprende ya de nada.

La Guía del Postulante en contexto
  
No es que la Guía se traiga muchas novedades, pero no es ella quien se ha movido, sino el suelo en que se apoya. Todo parte del hecho de haber más cuerpos calientes postulantes a la Universidad que plazas para recibirlos. Para decirlo de una vez: Hay muchos, muchísimos "Pulpines" ... 

(Definición operacional de "Pulpín": Chicos de entre 16 a 24 años más o menos, resultado promedio del sistema educativo del Perú, es decir chicos ingenuos recién salidos del cascarón, sin ideas ni medios para saber qué hacer con sus vidas. 
Donde ven el problema les llaman la Generación  NINI - que NI trabaja, NI estudia. Pero en el Perú eso no  pasa, pues se los usa para carne de cañón laboral, "cholo barato" que "paga derecho de piso" por el privilegio de entrar en la espiral de la explotación. Y acá dejo el paréntesis.)

... pero decíamos, hay muchos, muchísimos Pulpines, y no hay nadie a quien le importe. 


Empecemos por el Principio, o Yo tenia Diez Perritos.

Empecemos de nuevo por el principio, porque creo que hemos ido muy rápido. hagamos un ejercicio análogo al de la canción infantil "Yo tenia diez perritos ...": 

1. De los diez que yo tenía, es decir todos los chicos que podrían salir de la escuela secundaria, de los que un sector muy grande no lo hace por deserción debido a diversas causas: Falta de medios económicos, embarazo adolescente, ausencia de escolaridad, escolaridad aburrida e ineficiente, etcétera. Pero la falta de plata es la decisiva y/o a la que se reduce lo demás.

2. De los nueve que me quedaban, se supone que todos ingresan al mercado laboral, pero en la realidad, y con contadas excepciones, no están preparados para hacer absolutamente nada, no se ha atendido a su autonomía moral y cognitiva, porque en el Perú lo que se necesita son autómatas que trabajen pero no reclamen y más bien estén agradecidos de que se les arroje un sueldo mínimo y derechos recortados. 

Algunos chicos tratan de orientarse a las carreras técnicas (o tecnicaturas), otros al mundo del trabajo en calidad de "cholo barato", en su abrumadora mayoría en el empleo informal y otros, muchos más, postularán a la Universidad ... ¿por qué? pues porque la única manera de ascender socialmente es pasando por laUniversidad. Como obrero de construcción civil, agricultor estacional o gasfitero te estacionas para siempre y no se logran ingresos decentes. En el Perú por lo menos. 

3. De los ocho que me quedaban (¿o son menos?), los chicos más hábiles, audaces o inteligentes se dan cuenta con rapidez - ellos y/o sus familias - que el sistema tal como está no les ofrece gran cosa, y emigran. Se quedan los que no pueden emigrar o no tienen nada qué perder, o usufructúan - o prevén usufructo futuro - de la situación tal como está. De hecho la emigración es muy conveniente, pues enfría la caldera social al eliminar sine sanguine a muchos jóvenes - y no tan jóvenes - del mercado laboral y estudiantil.

4. De los siete que me quedaban, los chicos especialmente dotados al efecto, o con tradiciones familiares que les prestan idóneo soporte, ingresan en algunas carreras que prometen un futuro seguro e interesante, como la delincuencia, el narcotráfico y el crimen organizado. Acá podemos, por desgracia, incluir a muchos que ingresan a mafias y argollas y se insertan en instituciones como la Policía, el Poder Judicial, los Partidos Políticos, etcétera.

5. De los seis que me quedaban, es decir todos los demás, todos o casi todos ingresan a una de las categorías sociales informales mas interesantes del Perú: Los Postulantes. De estos se ocupa precisamente la Guía del Postulante.



Algunas cifras de la Guía

Yo no tengo ni idea de donde ha obtenido sus cifras la Guía del Postulante, pero como diez ediciones no son moco de pavo, y eso no se logra engañando a la gente, les doy crédito salvo que nos enteremos de otra cosa. Ahora pongamos esa data en contexto:

1 de cada 5,6 postulantes a una Universidad Pública, ingresa. 4,6, obviamente, no. Eso hace un 80 a 83 % que no ingresan.

10 de cada 13 postulantes a una Universidad Privada, ingresa. 3, obviamente, no. Eso hace como un 77 % que sí ingresan.

En consecuencia, esta pregunta se vuelve interesante, por decir lo menos: 

¿Es nuestro sistema educativo una 
plataforma de oportunidades para la equidad social, 
o más bien un gran embudo que mantiene las Desigualdades?  

Como siempre, dejamos la pregunta planteada y en la cancha de nuestros amables lectores.


Colofón

Para que no haya confusión cuando hablamos de Universidades Privadas: Sabemos que las mediocres se esconden detrás de las de Calidad, donde podemos distinguir que sus estudiantes son obviamente quienes pueden solventarlas, pero me adelanto en las conclusiones, pues aún no incluimos la tabla de COSTOS DE LA EDUCACIÓN  SUPERIOR, que queda para la Segunda Parte de esta Carretada de Leña para la Hoguera Educativa, la que esperamos queme en las conciencias, pero también que alumbre la oscuridad de la Noche. Hasta la siguiente.

Continúa en:

Peru Blogs