martes, 24 de mayo de 2011

PLANES DE GOBIERNO A ESTAS ALTURAS- Uno


Cuando se es realista, se parte de lo que efectivamente existe. Los Planes de Gobierno casi siempre han sido trampas para cazar pajaritos, ferias de promesas muchas veces vacías de contenido, o, como escuché alguna vez al educador León Trahtemberg, una licuadora donde se meten cosas más o menos heterogéneas. Pero si de algo estoy seguro es que se necesita, aquí como en otros rasgos de la política, convertir esta actividad en lo posible en algo razonable y realista. Es así que los elementos más interesantes de un Plan de Gobierno son el estudio de la problemática nacional y su transformación en propuestas. En tiempos, formé parte de un equipo de gran creatividad, cuya labor dio lugar al nacimiento de varios tomos de estudio detenido de la realidad nacional, y cuya propuesta de último tomo me fue encargado, con el sustancioso título de “Solucionática”. 

Posteriormente, en un ámbito menos académico y mucho más político, intervine en los planes de gobierno de tres agrupaciones políticas, tratando siempre de mantener líneas técnicas sólidas. Así que un algo mesé de qué es y cómo se hace un Plancito de esos. Armado de esas pocas experiencias, y con mi mucho o poco conocimiento, me atreveré a mirar en qué está ahora, a menos de dos semanas para las elecciones, eso de los Planes de Gobierno de GANA PERÚ y de FUERZA2011.

CRÍTICA DE LOS PLANES DE GOBIERNO: ¿Para qué sirve un Plan de Gobierno?

  1. Para generar CREDIBILIDAD, es decir para producir la suficiente Confianza Política en la opción que lo sostiene. Es complejo por supuesto, porque la confianza no se gana solo con un Plan de Gobierno, pero UN BUEN Plan refleja la relación entre la teoría sostenida y la práctica política del grupo que aspira al poder. Un Plan aranca siempre de un conjunto de ideas que le da solidez y coherencia. Muestra lo que es una organización política.


Críticas

GANA PERÚ: A pesar de la caricaturización que se ha hecho del Plan de Gobierno, está claro que es sólido y está basado en la práctica política de dicha agrupación. Posee un elemento clave que le da coherencia interna, la Inclusión. El simple hecho de que haya Plan de Gobierno para debatir ha producido dos hechos que están cambiando la perspectiva de la política en el Perú. Uno es que por primera vez, la prensa discute abiertamente qué dice el Plan de Gobierno de una agrupación política, y la segunda, lo notable que ello no ocurra con el Plan de la otra candidatura, lo que hace que la ciudadanía consciente se pregunte por qué. Creemos que a la hora de la hora esto debería confrontar a los ciudadanos con su propio voto. Otras consecuencias visibles son la evidencia de las grandes carencias de muchos ciudadanos para la comprensión política general, y la obligación que se le impone al candidato Ollanta para el cumplimiento de su Plan.
Otrosí, la visión de un Plan de Gobierno adecuado a la realidad, y la importancia de éste quedó patente en acciones programáticas muy importantes: La reformulación de los aspectos económicos de acuerdo a la situación política marcada por la Primera Vuelta electoral, que se suma al plan Original sin cambiar su esencia Inclusiva; y la oportuna firma del Acuerdo Nacional, que le da peso a esta importante iniciativa. Es un hecho inédito en el Perú ver a una agrupación política y su candidato respondiendo a la realidad.

FUERZA2011: La credibilidad del Plan de Gobierno en este caso es muy baja. Como texto es pobre y demasiado general, sin mayores diagnósticos, ni establecimiento de medios para llegar a sus objetivos. De hecho, es poco probable para cualquier mente racional creer que éste sea el real y efectivo Plan de Gobierno. Debe haber más elementos, pero no están mencionados, en especial en cuanto a los temas que ha dejado en el vacío: El manejo económico, que se ha dejado a la imaginación de las gentes, los Derechos Humanos y la Lucha contra la Corrupción. Se puede suponer que a estos respectos debe haber un Plan oculto, este sí real, que la ciudadanía no conoce, y que deben, suponemos, conocer algunos involucrados. Su referente político es obviamente el gobierno de Alberto Fujimori de 1992 al 2000, que es reiteradamente mencionado y valorado como “el mejor”.
Otrosí, la ausencia de propuestas claras, que no parece quitarle el sueño a muchos, no puede ocultar en primer lugar que nada de lo que se diga en Derechos Humanos, Lucha contra la Corrupción y otros temas, está firmado ni oleado, ni ha sido objeto de compromiso alguno. Vale decir, no se ha establecido candado alguno fuera de la palabra de su candidata. Dudamos mucho que este plan signifique realmente algo. El único compromiso que se ha asumido ha sido la muy reactiva y tardía firma del Acuerdo Nacional. Esto significa que lo que se le pide a la población con su voto es un cheque en blanco.

2, Para DISEÑAR Y PROFUNDIZAR LOS TEMAS POLÍTICOS en los que un grupo político debe tener opinión. Es normal en el desenvolvimiento público que haya temas visibles en la agenda pública, y otros invisibilizados, o en vías de visibilización. Un buen Plan de Gobierno debería disponer de opiniones y propuestas políticas para la mayor parte de los casos previsibles, o cuando menos de un staff de personas ya dedicadas al tema.

Críticas

GANA PERÚ: Los temas que se han criticado en este Plan son bastante explícitos, y de hecho se ha contado con reflejos para confrontarlos y resolverlos. Sus ejes siguen siendo la Inclusión y la Lucha contra la Corrupción, claramente mencionados y ampliamente desarrollados. Está claro que la intención de los medios y los grupos de poder ha sido invisibilizar lo más posible dichos temas a través de una absurda exégesis de los textos.

FUERZA2011: Este Plan es más notable por lo que oculta que por lo que dice. Entre los temas invisibilizados están el del manejo económico, que se da por supuesto y permite suponer perfectamente que será el del modelo económico establecido por el Gobierno Autoritario de Alberto Fujimori; y aquellos que le son intrínsecamente débiles: Corrupción, Inclusión social, Derechos Humanos y un largo etcétera. Estos se han sustituido por declaraciones de la candidata y de su díscola representación parlamentaria. No están explícitos muchos temas que han saltado en plena campaña electoral, como el del Servicio Militar Obligatorio, y la novísima posición sobre Derechos Humanos, corta y nada desarrollada.

3. Para proporcionar los TEMAS FUERTES en los que se basa una campaña política. Según la coyuntura política, hay temas visibles, o que se visibilizan en la lucha política, en especial durante una campaña electoral. El Plan de Gobierno proporciona insumos al comando de campaña y los aparatos de difusión, los que se puede convertir en eslogans, y ser convenientemente divulgados. En este sentido, es así como se puede establecer agendas políticas sólidas en determinados temas y establecer la agenda política a discutir.

Críticas

GANA PERÚ: Los temas fuertes tienden a ser estructurales. La Lucha contra la Corrupción y la Inclusión Social son los que le dan nombre y apellido a este Plan. Es notable el hecho que la crítica no haya venido principalmente del contendor político, que se la ha dejado directamente a los grupos de poder y sus medios de comunicación. Los temas fuertes han sido atacados desde una perspectiva economicista, que desnuda las intenciones de los críticos.

FUERZA2011: No hay temas fuertes en este programa de gobierno. Se podría señalar como tales la continuidad con el modelo económico, el asistencialismo para los pobres, y la posibilidad más o menos pragmática y tradicional de mover las agendas de acuerdo a las coyunturas. Esto tiene como efecto que los verdaderos problemas tiendan a ser silenciados, desviados, no discutidos, dejados a un supuesto “sentido común” de las gentes.

4. Para DIRIGIR eficazmente y eficientemente la ACCIÓN DE GOBIERNO o la ACCIÓN DE OPOSICIÓN. En ambos casos, en los espacios públicos se tratan temas políticos específicos, objeto de la acción política desde el gobierno y la oposición. Los equipos que elaboran los Planes de Gobierno deberían ser los llamados al ejercicio del gobierno si es que se ganan las elecciones, o a fiscalizar si están en la oposición. La existencia del Cabinet-Shadow, en la cultura política anglosajona, por ejemplo, resulta muy importante tanto para una sensata crítica política, como para disponer de cuadros de gobierno listos para asumir responsabilidades si esto fuera necesario en el corto plazo. Esto es más importante si tomamos en cuenta las circunstancias en que se derrumbó el gobierno de Fujimori el 2000.

Críticas: En ambos grupos parece haber coherencia interna, aunque es claro que en el caso de FUERZA2011 hay una evidente solicitud de cheque en blanco, evidente en los vacíos y escaso desarrollo del Plan de Gobierno. En realidad lo único que promete FUERZA 2011 es un estilo de gobierno que está en relación con las supuestas bondades del estilo autoritario planteado en los años 90. Ello puede verse como una fortaleza, pero también como una debilidad, considerando que sus principales apoyos mediáticos pierden credibilidad muy rápidamente.

Dejamos aquí esta primera parte. Ya viene la Segunda.