jueves, 27 de noviembre de 2014

ADDENDA UNO A LA CRÓNICA DE LECTURAS 87 - EL DIABLO THOMAS PIKETTY - UN VIDEO TED


ADDENDA UNO A LA CRÓNICA DE LECTURAS 87 
EL DIABLO THOMAS PIKETTY – UN VIDEO TED

I
Breve Introducción

Francamente el hacer esta addenda me da risa, pues evidencia una obligación personal autoasumida: La de hacer el trabajo que el Periodismo peruano y la Concentración Mediática no se atreven a hacer, es decir informar a la gente. Una reflexión personal – siempre las introduzco en mis personalísimas Crónicas de Lecturas – me lleva a pensar en los muchos dizque periodistas que cobran un sueldo y no se molestan ni de casualidad en informar a la gente de las cosas que importan. Todo en nombre del profesionalmente metafísico concepto de la Agenda, cuyo setting, según lo que nos cuentan, baja de los cielos en brazos de ángeles y arcángeles, y no de los whatsapps de ciertos lobbystas, ni tampoco de la merme, cutra y/o cherries tan abundantes en la Libre República Neoliberal de Perusalem que, como se sabe, solamente vive en las mentes de los comunistas. Allá ellos. Larga vida a la blogósfera y tratemos de subirle el nivel a esto.

II
Breves consideraciones sobre el Diablo

Como se sabe, Thomas Piketty es el Diablo desde que publicó el sesudo estudio El Capital en el Siglo XXI. No llegaba el libro a estas playas y su repercusión dejaba heridos, contusos y neuróticos de guerra, por lo que aventuré un primer y tímido artículo sobre los Efectos Piketty (Busque ese artículo aquí: http://memoriasdeorfeo.blogspot.com/2014/05/efectos-piketty-ideologia-y-politica.html, si le apetece), dando cuenta del feliz reencuentro entre la racionalidad y la ética en la Izquierda, del desasosiego de la Derecha que pierde su monopolio, y de los huracanes de lucidez que El Capital en el Siglo XXI desataba. También prometí leer el libro y hacer su Crónica, promesa que cumplí  (La Crónica aquí: http://memoriasdeorfeo.blogspot.com/2014/07/cronicas-de-lecturas-87-thomas-piketty.html, si le apetece). En Perusalem dicen que Thomas Piketty es el Diablo porque se atrevió a investigar la Creciente Desigualdad con solvencia académica. Juro haber leído comentarios de economistas profesionales en revistas económicas especializadas negando que Piketty tenga razón por ser marxista, evidentemente sin haberlo leído. No mencionaré nombres, me da vergüenza poner en evidencia la ignorancia ajena. No soy economista, pero tiendo a emplear eventualmente mis neuronas, y si alguien me dice que no es marxista, por lo general le creo, y tal resulta el caso con Tomasito.

El problema de fondo es que la Derecha Bruta y Achorada en nuestro país y su caja de resonancia la Concentración Mediática usan del Silencio no sólo como arma contra las Izquierdas, sino para mantener el orden en sus filas, evitando el pensar crítico (o el pensar a secas, funciona casi igual) a fin de conservar incólume el ghetto emocional que a su vez mantiene la paz de las almas de los ppkausas de todo pelaje. Turbada la paz llega la pesadilla del outsider, y así vemos que el Premio Nobel de Economía 2014, el francés Jean Tirole, es evaporado de los medios escritos, radiales y de la TV. El Diablo Piketty y el Diablo Tirole se sabe son yuntas y miembros de un grupete que estudia la Economía sin prejuicios, evitando anteojeras ideológicas porque eso es lo que hacen los hombres que intentan elaborar ciencia y no ideología. Para los que no sepan, Jean Tirole es Ingeniero, economista y matemático, doctor, investigador y profesor en el MIT y la Universidad de Toulouse, autor de libros y artículos académicos. Destaca entre otras su publicación Teoría de la Organización Industrial, que estudia la competencia empresarial en monopolio u oligopolio y los acuerdos de precios en perjuicio del consumidor. Y es el meollo del problema el que usted, amable lector y lectora, tenga que enterarse de ello en un Blog.

III
Breves consideraciones sobre la Economía, la Ideología y el Premio Nobel de Ídem

La Economía es el paraíso del neoliberalismo, pero no es tan claro que “esa” Economía tenga relación con eso llamado ciencia. Muy posmodernamente, parece más útil para sostener paradigmas de Dominación, Concentración y Exclusión, y se evidencia su uso como razón instrumental cuando tras vender ideas y conceptos falaces, se habla de “sinceramiento”.  La Economía es ciencia social, y así podemos dejar de insistir en cifras, curvas e indicadores macroeconómicos, cosa que disfrutan los neoliberales pues así no contactan la realidad. Nosotros no somos economistas, pero damos uso a nuestras neuronas, vamos al mercado y comparamos precios y marcas. Prestando atención a las etiquetas, vemos que si queremos un aceite que NO sea de soya transgénica eventualmente, hay que pagar más, si es que hay aceites alternos, que no hay. No digo marcas, hay muchas de esas, pero todas venden soya o combinados de soya en condiciones de oligopolio comercial. El café y otros productos son objeto de feroz especulación al alza, y las fluctuaciones del precio del pescado de crianza comparado con el pescado de mar registran que se pagan cada vez más caro los productos del mar más rico del mundo. Estos pequeños detalles que solamente afectan al 99 % de la población no se los contará la Prensa Concentrada, pero sí le dirán que los lobbystas visitaron 4723 veces el palco presidencial en el teatro Municipal entre 2006 y 2011, y no le dirán que el abastecimiento de alimentos es un oligopolio, más bien emitirán constantes loas ditirámbicas al “libre” mercado.

Y lo curioso es que los Diablos Tirole, Piketty y toda su banda son partidarios del mercado como regulador de precios, pero se oponen a la falta de control de las grandes empresas por el Estado, con criterios específicos para cada sector para evitar las anteojeras ideológicas contrarias expresadas en controles generales puestos porque sí. Las recientes crisis financieras vinieron de la falta de regulaciones, y si el Estado acude con los impuestos de todos a operaciones de salvataje bancario, bien puede imponer reglas de juego. Esto es lo que no les gusta a los críticos, y a eso llaman “marxismo”.


IV
Breve Charla con el Diablo sobre la Desigualdad

Pero no se trata de mofarse de las anteojeras ideológicas de la Derecha, que en la Izquierda también hay ropa tendida, aunque los dichos de la Derecha Bruta y Achorada sean de morir de risa y/o de vergüenza ajena, en especial cuando comentan lo que no entienden. En fin, enterémonos algo más sobre las ideas del Diablo Piketty, y nada mejor que la Conferencia TED de él mismo en Berlín, en Junio del 2014. Aquí el link, disfrútenla: 


Sent from TED app for iOS

No repetiremos lo que Piketty ha dicho mejor que nosotros, pero parece importante hacer notar que las tendencias universales de largo plazo desde la Primera Guerra Mundial a la fecha han registrado mejora en la desequilibrio de la concentración de riqueza, aunque ésta y el nivel general de la desigualdad en ella son siempre mayores al nivel de concentración de ingresos. Haciendo una interpretación personal del proceso histórico del Siglo XX diríamos que la tendencia general que el neoliberalismo trata de revertir es el poderoso impulso igualitario y democrático reflejado en los Ingresos por sobre la Riqueza en el último siglo, y faltaría un análisis mucho más general sobre el tema. 
   
No sé, por otra parte, si llamar pragmatismo de izquierdas a este conjunto de ideas. Parece simplemente pragmatismo económico sin anteojeras, pues que toma en cuenta la mayor parte de los factores económicos. Incluso la solicitud de más transparencia financiera empata con el desarrollo de la democracia moderna, y la exigencia de un Impuesto Global al patrimonio de las multinacionales es preferible a otras formas más agresivas de reparto de la riqueza, como la Inflación, la Guerra o las expropiaciones.

V
Colofón


Superar el abismo entre la Izquierda política y la Economía es más fácil que superar el pensamiento retardatario de la Derecha, muy involucrada emocionalmente con la posibilidad de perder su liderazgo de instaurarse un igualitarismo “comunista”. Este es el cuco que no les deja dormir. Pero tal igualitarismo es una utopía remota, incluso en la vieja URSS. La tradición socialista defiende no el Igualitarismo sino la Equidad, que el que trabaja más y mejor gane más. Asimismo, el pragmatismo de la izquierda en América Latina deja sin base las acusaciones de extremismo económico, y más bien gobiernos como el de Chile son neoliberales en exceso a nuestro entender. El pragmatismo de la Izquierda latinoamericana empata con facilidad con un Piketty muy suelto de huesos en afirmar la necesidad de cierto nivel de desigualdad para propulsar la innovación y la productividad, y que el problema de fondo es de grado, es decir el exceso de desigualdad. Cuanto de ideología y cuanto de ciencia hallemos en esto requiere de más investigación, y como la realidad es mejor que la Ideología, aprendamos y que el que tenga Ojos, que vea.   

Enlace a la Crónica:

Peru Blogs