sábado, 8 de noviembre de 2014

CONTRA LA ÉTICA POLÍTICA LIBERAL



CONTRA LA ÉTICA POLÍTICA LIBERAL

Si bastasen un par de canciones / 
para que desde el cielo / 
nos llovieran antiguos amores
(Eros Ramazotti)


Un Cuento de Hadas

Leo con sorpresa el diario Exitosa de Lima, del sábado 8 de noviembre de 2014, y encuentro una exposición curiosa por lo ingenua de la ética política liberal tal como realmente es, si bien desplegada inadvertidamente. Los columnistas del diario parecen confabularse para contar un cuento de hadas político que "explica" el escenario nacional de debacle y corrupción generalizada. Sorprende que el Centro Derecha Ilustrado de nuestro país, integrado por poquísimas figuras pensantes en un mar de mediocridad reaccionaria y mercantilismo descarado, piense ética y políticamente de modo tan primario. Preferimos creer que pretenden hacernos creer que piensan así, ello nos revelaría algo de maquiavelismo político renacentista en medio de esas expresiones de moralina liberal bien pensante. 

No se condice, por cierto, esta ideología ingenua y candorosa con la normal agudeza de las percepciones políticas a que nos tienen acostumbrados. Como no tratamos acá de hacer canibalismo nos permitimos ir Contra esa "ética" política que suponemos es la del liberalismo político que tan solitariamente representan, y al que la Derecha Realmente Existente no le da ni bola. Vamos al grano:

"La Política no es Ciencia"

El columnista Jorge Villena (página 8) dispara estas frases de antología: La política no es ciencia, no responde a leyes naturales, es indefinible, porque está hecha del mismo material de nuestros sueños. Al principio lo creímos metáfora, pero no. El columnista de marras no registra que desde La Política de Aristóteles se conocen algunos saberes sobre el hecho político que entran en la categoría de objetos de estudio. Es decir pueden observarse, definirse, estudiarse e incluso aplicarse. Existen facultades y diplomados de Ciencia Política en todo el mundo, algunos muy afamados, otros como el que dirige el Cavaliere Alan García Pérez, Doctor según se dice. El Doctor García, a diferencia del columnista, no cree que la Política está hecha shakesperianamente del material de nuestros sueños, su comprensión no es la soñadora liberal, sino de la Política como Arte y Ciencia del Poder y el Gobierno, lo que no tiene nada que ver con la ingenuidad postmoderna e idealista del que cree que La política del futuro, es la que defiende valores, no intereses. Nos gustaría saber a qué futuro se refiere, si se sitúa en las coordenadas de la Isla del Día de Antes o en la NeoLiberal República de Utopía, porque tras algunos miles de años de desempeño político de las sociedades hasta ahora no hemos visto ninguna que se base en los Valores tal como los entiende Villena, es decir contrapuestos o contradictorios con los intereses de grupos específicos de la sociedad. 

No haré más larga la crítica, para muestra un botón para ver cómo se confunde la Ética con la Política, y ambas con la Moral; la Utopía con la Realidad; el deber-ser con el ser; la metafísica con el mundo observable; y los deseos con los hechos. No sabemos si deplorar que al diario Exitosa se le escape su periodismo de educación de masas, o lamentar un punto de vista tan primario. Un poco más y nos dice que las encuestas sobre el Poder definen quien lo tiene, en vez de decirnos qué cree la gente al respecto.

"La Derecha y el Muro de Berlín" 

Se comprende que el columnista Jorge Villena emita su opinión, después de todo es el único responsable de lo que dice, y esperamos que se tome a bien la crítica y cuide un poco más la expresión de sus ideas, no por ingenuas menos respetables. Pero cuando el Director Juan Carlos Tafur, a quien conocemos y estimamos, dispara análogos puntos de vista, nos sorprende. Confunde JCT en su conmemoración de los 25 Años de la Caída del Muro de Berlín (página 2) el rol de la Derecha en dicho acontecimiento. Antes que cayese el muro de Berlín  (...) la derecha peruana levantaba las banderas de la libertad, de los derechos humanos, de la prensa libre, de la democracia, de la paz. Se enfrentaba a la izquierda justamente por eso, ya que ésta decía que esos valores eran una mera fachada ideológica que suavizaba o disimulaba la real supremacía de una clase, hecho que definía esencialmente a las sociedades capitalistas. Tras una declaración de este tipo, referida a los valores de la Derecha Peruana nos queda preguntarnos a qué Derecha se refiere, porque entre 1989 y 1991 (Caída del Muro de Berlín y Colapso Soviético) estaban en el gobierno Alan García y Alberto Fujimori, insospechables de Izquierdismo, y sería interesante saber cuáles de los dichos valores defendieron, que nosotros también estábamos acá y no vimos tal defensa. 

Salvo que JCT entienda por Derecha una entelequia metafísica o directamente al Poder Económico - las dos lecturas son posibles - no se entiende la inmediata sucesiva convocatoria a la Derecha Actual para "recuperar" unos Valores que, según la Izquierda siempre ha entendido, eran la máscara de una ideología utilitaria, y sólo le servían para justificar su dominio de clase. Que nos perdone JCT, pero su argumentación va más bien a señalar la verdad del dicho aserto, es decir que la Derecha una vez cayó el Muro se sintió en libertad, sí, pero en libertad de abandonar la máscara social y volver a sus Valores reales de acumulación y concentración de capital, de avaricia y control del Trabajo, a los que tuvo que ponerles obligada sordina desde 1917. No es para nada increíble, si se sabe algo de Historia, que la Derecha levante los valores del orden autoritario, del Estado mercantilista, de una sociedad alejada de los derechos humanos, a los que (...) considera un invento perpetrado por la izquierda global. Las Izquierdas de hoy en día deben agradecer a JCT una vez más (la primera por su afortunada frase Derecha Bruta y Achorada) su comprensión de los acontecimientos. Y plantearle dé el paso que le falta, que salga del clóset y se mude a la Centro Izquierda.

Caída del Muro y futuro de la Izquierda

Que 1989 - 1991 fue un golpe para las Izquierdas, por supuesto lo fue, no vamos a adornar nada. Pero la desaparición de la Unión Soviética no fue la desaparición de los globales conflictos de clase realmente existentes, ni significó que los "Buenos" Capitalistas tomaran la posta cuando los "Malos" Comunistas fueron desplazados. Los conflictos de clase existían desde muy enantes, se mantuvieron en esa época, y siguen aquí, como siempre. Y ello prueba que en realidad la estructura básica no ha cambiado. Por eso los sueños de opio de Fukuyama sobre el fin de la Historia y Capitalism forever no fueron más que wishful thinking

Para las Izquierdas en general, la Caída del Muro fue una depuración necesaria, una rotura que debía darse, un acontecimiento traumático que puso muchas cosas en su lugar. El Cuarto de Siglo tras la Caída del Muro encuentra una Izquierda Global menos anquilosada y en creciente solidez. Al volver a las catacumbas en que estuvo entre 1850 y 1917 la Izquierda Histórica a la que mil veces la Derecha mató en sus sueños, dejó de defender al Comintern para ser, otra vez, ella misma.

Y esto aún sin contar las toneladas de tinta derramada sobre el tema de si la Díada Derecha - Izquierda explica la Política en la actualidad, y en qué medida. No nos meteremos en este tema primero porque nosotros creemos, con JCT, que sí la determina; segundo porque no es el lugar ni el momento de iniciar una polémica al respecto; y tercero porque nos gustaría ver primero que esta Derecha Liberal aclare sus ideas sobre Valores, Principios, Ética y Política, y los aterrice en la realidad. 

Unidimensionalidad Cognitiva

El principal problema cognitivo - ideológico de la Derecha Peruana, y en diferente medida de otras Derechas, es la unidimensionalidad con la que piensa. Muchos creen que las cosas pueden explicarse a través de una relación unívoca de causa - efecto plagada de ideología de mercado y wishful thinking, indicio de un enervante voluntarismo ético propio de los dibujos animados de los años ´50: Los Buenos son Buenos porque sí, y los Malos porque los paga el Oro de Moscú. O el Petróleo de Caracas. O alguien, no sabemos quien, pero alguien.

Resulta interesante que la prensa parametrada del Perú haya acallado que el premio Nobel de Economía se le ha concedido este año a Jean Tirole, camarada de armas de Thomas Piketty. Ambos representan una escuela de pensamiento económico que sin ser marxista ni mucho menos leninista (¿a quién se le ocurre hoy en día que la izquierda se identifica unívocamente con el marxismo leninismo? sin duda a mentes con anteojeras reaccionarias) se atreve a estudiar El Capital en el Siglo XXI, lo que le pone los pelos de punta a la Derecha global, esa que se supone defiende o debería defender los valores de la libertad, de los derechos humanos, de la prensa libre, de la democracia, de la paz.


Colofón

Mientras nos sigan engañando con los diversos cuentazos postmodernos y mientras la Desigualdad en todo sentido continúe en aumento, el Mundo seguirá en estado de desequilibrio desordenado. Por más buena voluntad que se le ponga al asunto, no se puede uno minusvalorar tanto en lo cognitivo y lo ético que se crea que los valores de la Derecha son los dichos en este contexto.

Se nos dice que el Mercado de Competencia Monopolística es Libre Mercado, que debe haber Crecimiento Económico no importa cuánto se agoten las posibilidades del Planeta Tierra, que no importa que aumente la Desigualdad entre los que tienen más y los que tienen menos.

A la vez, se constata que a los diversos proletariados antiguos y nuevos se les expropia y explota igual o peor, con métodos nuevos y antiguos, que los sistemas educativos están colapsados ética e intelectualmente por el lucro, que la Sociedad no controla los abusos del Capital, que hay concentración de medios de comunicación y una seria kakistización global de la Política, que hay una crisis de valores generalizada, que potencias imperiales invaden países dizque por su bien pero en verdad para especular con los precios del petróleo y otros productos, que el narcotráfico y la delincuencia se apoderan del poder político, etcétera. Así no hay manera de creerse que la libertad, los derechos humanos, la prensa libre, la democracia, la paz, son los valores de la Derecha Peruana. El que tenga Ojos, que Escuche. 

Peru Blogs