viernes, 2 de marzo de 2012

ESTO PASA EN EL MUNDO, Y NO LO CUENTAN

Comparo lo que los noticieros nacionales dicen y aquello de lo que el periodismo internacional habla, y encuentro que por acá vivimos en un exasperante provincianismo basado en las opiniones hepáticas de una docena de líderes de opinión que repiten más o menos los mismos mensajes cansinamente. El control de la agenda periodística determina que en nuestro país estemos más desinformados que una ostra en la playa. Es verdad que no todo le interesa a todo el mundo, pero no veo razón para que nos impongan interesarnos únicamente en cadáveres sanguinolentos con las tripas al aire, o en las parejas de turno de las bataclanas, o de si nuestro muy mediocre e impresentable fútbol profesional entra o no en crisis terminal.

Veamos cuáles son los principales acontecimientos internacionales de hoy día, 02 de marzo de 2012, y de los que la prensa nacional no dice ni una palabra.

v  La Primavera Árabe no ha terminado. En Siria hay una rebelión espectacular y muy sangrienta – si no por la importancia del hecho, la sangre de repente si puede atraer el buitraje periodístico, pero ni eso -, y la OTAN está participando directamente en ella apoyando a los rebeldes. Parece que cualquier movimiento popular es escondido, no vaya a ser que sea contagioso. Por lo demás, el eje Rusia-China y la OTAN están enfrentados con gran dureza en el Consejo de Seguridad de las Naciones unidas, por el tema del cambio de régimen en Siria. Pero según parece se trata de mantener la ilusión de un mundo unipolar absoluto cuando está claro que la unipolaridad está desapareciendo rápidamente. Esto pasa en el mundo, y no lo cuentan.

v  Hay elecciones parlamentarias en Irán. Un reajuste del precario equilibrio entre el poder religioso de los Ayatollahs y el poder civil, que conviven con harta dificultad, pero a la que Israel y Occidente parece trataran de unificar al oponerle un frente. En estos días menudea la amenaza de ataque a Irán por Israel apoyado por la OTAN. El tema nuclear está atrás de todo esto, pero según parece esto tampoco es de ninguna importancia para el periodismo local. Esto pasa en el mundo, y no lo cuentan.

v  Diez arrestos en México y otros más en Argentina y Chile a militantes de Anonymous. Parece una contraofensiva de los gobiernos contra ese fastidiosísimo movimiento que ha hackeado incluso al Congreso del Perú. La oposición antisistema se vuelve más tecnológica, más  dura y más peligrosa en América Latina, pues florece precisamente en ambientes de información oligopolizada, proporcionando libre información y rompiendo el monopolio de la información de los grupos de poder y sus medios de descomunicación.  Esto pasa en el mundo – en este caso al costado - y no lo cuentan.

v  La guerra internacional no declarada, pero no por ello menos sangrienta – extraño que los cadáveres no llamen la atención del periodismo local – que involucra a los cárteles mexicanos de la droga se ha cobrado más muertes, trece en total, en un ajuste de cuentas entre Cárteles. Tuvo lugar en Nuevo Laredo, punto fronterizo con los Estados Unidos y obvio objetivo a controlar, pues quien lo controla se llena de plata. El centro de la ciudad fue bloqueado con omnibuses, y convertido en campo de batalla durante seis horas. La policía y el ejército mexicano, bien gracias, siguieron cumpliendo con su deber de mantener las vías de comercio de drogas abierto. Relacionemos este hecho con el que durante todo el gobierno de Alan el número de hectáreas dedicadas al cultivo de cocaína para la exportación ha ido en aumento, hasta alcanzar el glorioso primer puesto en el mundo. Esto pasa en el mundo – nos afecta directamente - y no lo cuentan.

Me he limitado a picar unas pocas noticias internacionales y compararlas con la cobertura que los grandes medios no ejercen. Pareciera que en realidad estos medios de comunicación están interesados en agendas que no incluyen a la realidad de nuestro alrededor. Naturalmente hay más. Pero el común denominador es que de ellas simplemente no se habla. No sé si a esto se le puede llamar censura, pero tampoco estoy seguro que sea Libertad de Expresión, ni estoy seguro que no represente más que Libertad de manipulación. Vivir para ver.

 Peru Blogs