viernes, 12 de julio de 2013

¿QUIÉN DIABLOS SOY? (10) - EL EJERCICIO DE VINCULARME CON MIS ANCESTROS - por javier lizarzaburu

¿QUIÉN DIABLOS SOY? - 
EL EJERCICIO DE VINCULARME CON MIS ANCESTROS - 
Por Javier Lizarzaburu 

Última entrega de Javier, que termina en aparente anticlímax, con los resultados de National Geographic que no llegan, a pesar de indudables esfuerzos en conseguir empatar cronogramas. Pero la verdad a mí no me molesta, porque hace rato que esto no trata del ADN, sino de la Identidad de nosotros los Peruanos.

El ADN no nos hará libres. Tampoco parece importante saber o no saber el porcentaje de europeos, americanos, africanos y asiáticos que hay en nuestro ADN. Lo que nos hará libres es la Verdad: Al final todos descendemos de la misma Madre Eva Africana, negra como el ébano, negrísima. Tenemos sus mismas glándulas de melanina, las que compartimos con todos nuestros hermanos humanos, con nuestros padres y tíos, nuestros abuelos y choznos; y que heredarán nuestros hijos y sobrinos, nuestros nietos y más allá, hasta el fin de los siglos. 

Resulta que algunos grupos que se adaptaron a diferentes medio ambientes tienen un porcentaje mayor o menor de funcionamiento de dichas glándulas. Me cuesta creer que ese porcentaje me haga mejor o peor que Otros. Pero parece que a algunos sí les gusta agarrarse de ésto. Allá ellos. 

El artículo con su link:
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/07/130712_serie_adn_quien_diablos_soy_10_mi_perspectiva.shtml

EL EJERCICIO DE VINCULARME CON MIS ANCESTROS

Por suerte ayer dije que los resultados de National Geograhic me importaban menos, porque no llegaron. Los han prometido para la próxima semana. Pero en realidad, los resultados que ahora me importan son los que yo encontré a lo largo de estas semanas.

Cuando los editores de BBC Mundo aceptaron este proyecto, lo hicieron sobre la convicción de que la discriminación racial seguía siendo un tema en América Latina, y queríamos ver hasta qué punto esto nos seguía movilizando
Los comentarios de ustedes, personales e intensos algunos de ellos y desde muchas partes del continente, nos demostraron que así era.
Así que esa sencilla prueba de ADN sirvió de primer eslabón para explorar los ángulos que hemos visto estos días, y para establecer un diálogo que sacó el tema de la experiencia individual, para entenderlo como parte de un proceso histórico que continúa vigente.


Nación frágil


Algo que para mí fue importante fue someterme a este ejercicio hablando en primera persona.
Lo hacía por un interés personal pero también por otra razón: siento que vivo en una ciudad enferma, en un país enfermo. Sospecho que los síntomas tienen que ver con este rechazo a una parte de nuestros orígenes.
Como escribió el antropólogo peruano, Carlos Iván Degregori: "Tal como fue soñada por los criollos, la 'comunidad imaginada' llamada Perú incorporó desde muy temprano en su historia las glorias del Imperio Inca, pero negó tener algo que ver con los indios contemporáneos... De esta forma, la nación peruana se construyó sobre bases muy frágiles, como una pirámide recostada sobre su vértice".
Como periodista, en los últimos tres años me he dedicado a trabajar en dos áreas: ciudad y patrimonio.
Mi interés en los temas de ciudad va más allá de exigir un mejor transporte público y bajos niveles de delincuencia. Tiene que ver con una ciudad que funcione para todos sus ciudadanos.


Empoderamiento


Que en mi ciudad haya jóvenes que no entran a un café por temor al rechazo. O que haya madres de familia que no entran a una tienda porque se avergüenzan de no ser como las mujeres de la publicidad de esa tienda, es inaceptable
Esa no es la ciudad en la que quiero vivir. Esa no es una ciudad que puede avanzar.
Tampoco se puede crecer si no hablamos de estos problemas. Y aquí veo una resistencia muy fuerte a enfrentarnos con este fantasma. Le tenemos miedo, y al tenerle miedo lo hacemos grande.
Incluso la misma discusión sobre el racismo en mi país se hace, es mi opinión personal, desde una plataforma paternalista.
Se habla del pobre indio rechazado. Se defiende al desvalido. Pero no se habla de lo que pasa en las clases medias y altas, donde también es prevalente.
Al no plantearlo en su transversalidad social, se termina manteniendo el mismo orden que decimos cuestionar.
El asunto es que aquí, ser clase media, profesional y admitir racismo a ese nivel, es reconocer esa mancha en uno mismo. Y eso da mucha vergüenza.
Por eso hablar en primera persona era importante.
Tampoco necesitaba hacer esto por mí mismo. Pude haber seguido como antes, desde una comodidad de clase donde solo se habla de los ancestros europeos, y uno se siente un poquito más que los demás.
Pero qué sentido habría tenido eso, cuando uno se interesa en la ciudad.


Alianzas invisibles


Además, creo haber identificado un pequeño y potente mecanismo en el ADN social que lo describo como alianza de clase. Una alianza que se produce en algún momento de nuestra educación, y que en muchos casos es automática, inconsciente.
¿Cuál es su característica? Que se da un instante cuando tomamos partido por un tipo de identidad, y por lo general asumimos la memoria del vencedor, simbolizado por la figura del europeo, en exclusión de cualquier otra
Pude darme cuenta entonces, de que todavía existen fuertes estructuras de pensamiento que no han cambiado desde la Colonia.
Hemos conseguido la Independencia política. Pero subsisten esquemas mentales atados a una corona que hace tiempo desapareció.
Es cierto que entre las nuevas generaciones este fenómeno se va reduciendo. Tiene que ver con la demografía y con la nueva actitud con la que crecen los jóvenes de hoy. Felizmente es un proceso que está sucediendo.
El profesor Peter Wade, de la universidad de Manchester, y un experto en temas de racismo en América Latina, me decía en intercambio vía correo electrónico que "aunque ese lenguaje explícito de las diferencias raciales ya no se use mucho, los conceptos de raza (apariencia física, linajes, conductas enraizadas) todavía son prevalentes y se usan para legitimar posiciones de privilegio…"
Creo que nos hace falta un gran acto simbólico que rompa con ese pasado y con esas actitudes. Una declaración de independencia mental.


Ancestros


Finalmente, para mí no se trata de odios. Se trata de un gran trabajo de reconciliación pendiente. De meterme a trabajar otro tema sería ese: 2021, el Bicentenario de la reconciliación.
Tengo que decir que me siento como se siente uno después de haber hecho una limpieza a fondo. Se desempolvaron los cajones y quedaron listos para nuevas historias. Pero esta vez las mías, que no quedarán selladas.
A nivel más personal, fue un buen ejercicio el vincularme con mis ancestros. Con todos. Los conocidos, los desconocidos y por conocer. Los he honrado y creo que han quedado libres de mentiras y leyendas. A cambio me han dado un tipo de tranquilidad desconocida hasta hoy.
Sobre los otros resultados, National Geographic se comprometió a tenerlos la próxima semana. Así que en cualquier momento los estaré publicando. Muchas gracias por haberme acompañado.


Un proyecto de la revista estadounidense National Geographic busca las rutas que siguieron nuestros ancestros desde que salieron de África hace 60.000 años, a través de muestras del ADN de voluntarios.
El periodista peruano Javier Lizarzaburu es uno de ellos y durante dos semanas nos contó su experiencia. ¡Muchas gracias a todos los que han sido parte de esta serie a través de su lectura y comentarios!


"…el individuo sano vive porque tiene memoria, porque sabe cómo se llama, cómo fue su vida anterior. Si no, caería en la locura, en la inconsciencia "
Jorge Basadre, historiador peruano



PROYECTO DE NATIONAL GEOGRAPHIC:  https://genographic.nationalgeographic.com/

Peru Blogs