martes, 28 de junio de 2011

¿LIBRES DEL ANALFABETISMO? … UN MOMENTO, POR FAVOR


“Todo Acto Educativo es un Acto Político” (Paulo Freire)

El Señor Presidente en Funciones de la República del Perú declaró el 13 de Junio próximo pasado lo siguiente: “El Perú, después de 500 años, por fin es libre del analfabetismo”. También declaró a todos los 13 de Junio de todos los Años hasta el fin de los Siglos, “Día del Perú Libre de Analfabetismo”. En alguna parte dijimos antes que no nos importa quien haga trizas el analfabetismo, con tal que lograra tal objetivo nacional, así que debo reconocer para mi vergüenza que me alborocé con la mandada de Alan. Hasta dije para mis adentros, oh desdichado de mí, esa frase-eslogan popularizada por este gobierno y metida por los ojos y las orejas, con la nuestra claro: El Perú Avanza. Wishful Thinking que le dicen los anglosajones. Sin embargo tuve suficiente presencia de ánimo para ponerme en posición de Firmes y esperar a ver qué decían los colegas especialistas al respecto, en parte porque eso de celebrar lo que no existe o está por existir en un indeterminado futuro ha sido una costumbre de nuestro amado Mandatario en Funciones; y porque lo menos que deberíamos hacer en caso de efectivamente desterrar esa lacra es una Fiesta Nacional, con fuegos artificiales, condecoraciones de la Orden del Sol y Palmas Magisteriales a los alfabetizadores más señalados, albazos, procesión del Señor de los Milagros, felicitaciones a las autoridades educativas, jolgorio popular criollo-andino-amazónico, padrino sebo y harta chicha de jora, pisco puro y chela heladita. Así que esperé la Fiesta tanto como las opiniones de los especialistas, y lo que razoné al no ver fiesta alguna, más lo que me encontré tras alguna búsqueda, fue lo siguiente:

¿Tendrá base el Triunfalismo del Gobierno Saliente? Nos sobran los motivos para la duda. Se nos dijo hace algún tiempo que la pobreza se redujo en montones de puntos, y lo que en resumen eso significa en la realidad real, que tiende a escapársele a las estadísticas, es que si antes eras pobre por gastar 100 soles – cifra cualquiera que elijo al azar por no recordar la otra – ahora gastas 100 con 50 céntimos, y SALISTE DE LA POBREZA. De repente consideran que dejas de ser analfabeto si logras decodificar 15 de las 28 letras del alfabeto latino. Me costaría mucho pensar que el Ministerio de Educación pudiera siquiera cohonestar esto, pero puestos en la duda tras los trasiegos y los mejunjes que se armaron en las estadísticas y censos nacionales, que han sido puestos en cuestión por connotados especialistas, había y hay motivos muy fundados para la duda, así que haremos bien si tomamos el asunto con pinzas. Ilustra el caso el siguiente link de Farid Matuk: http://29x55.wordpress.com/2009/01/25/sin-analfabetos-ni-desempleados-la-republica-23-ii-07/

(Paréntesis: Según parece hay un problema muy grave en el Perú con los censos y estadísticas, aunque las encuestas de campaña ya deberían habernos familiarizado con ello. Nadie parece saber con certeza cuántos adultos mayores, jóvenes, pensionistas, desempleados, subempleados, pobres, personas con discapacidad, analfabetos, analfabetos funcionales, etc, etc, etc, etc, hay en el Perú. La duda en la estadística es un tema de enorme gravedad. ¿Cómo sabemos si un programa, proyecto o cualquier otra cosa tiene efectos reales si no podemos confiar en las estadísticas?)

Dentro de la duda razonable: ¿Ha hecho este Gobierno algo de provecho en Educación? La Municipalización, según piensan tirios y troyanos, se percibe como una cosa que es mejor desactivar y hacer otra cosa y de otra manera. Hay consenso en que los Colegios Mayores siembran más desigualdad educativa. Muchos estamos de acuerdo con la Carrera Pública Magisterial, pero su aplicación en el terreno de la realidad está tan rodeada de errores e irregularidades de tono mayor, que habrá que lavarla, secarla, despercudirla y remendarla en forma. La actualización y capacitación de maestros es una broma, según muchos. Hmmm …. Quizá sea preferible mirar esto de la Alfabetización con lupa.

Si dudamos de lo que el Gobierno nos pueda decir, acudamos a otras instancias. UNESCO es quien tradicionalmente ha refrendado a los países que destierran el Analfabetismo ¿Habrá la necesaria corroboración de UNESCO, como sí la hubo en Cuba, Venezuela y Bolivia cuando obtuvieron sus respectivos logros? Hmmm …. No. O si la hay no la hemos visto. Y sospechamos que si la hubiera la publicitarían. O tal vez estará en proceso. Imaginamos que puede que se obtenga, pero el anuncio de “Perú, Libre de Analfabetismo” aparentemente se ha hecho antes de disponer de esta corroboración, y eso, ad portas del fin del mandato, produce la sensación de cierta desesperación por mostrar logros.

Bueno, está bien. Si UNESCO no está, algo habrá, no creemos que se mostrará un logro de este calibre sin que esté refrendado. ¿Hay una evaluación del MED o de algún otro organismo que avale la afirmación hecha por el Señor Presidente en Funciones? Pues sí. Existe una evaluación realizada a través de una Consultoría Internacional ejecutada por el Instituto Internacional de Investigaciones Educativas del Convenio Andrés Bello, y que el Ministerio de Educación describe en un Resumen Ejecutivo, el que encontramos tras poca búsqueda en alfa.minedu.gob.pe/alfa/templates/the_path_less...2/.../21-07-09.pdf y donde se dice textualmente: “se exploró y se recogió información a través de encuestas y entrevistas a unos 16,016 participantes de 26 regiones del país, 104 provincias y 170 distritos en lo que constituye uno de las evaluaciones más serias y amplias sobre un programa de alfabetización a nivel mundial, con un rigor científico(SIC)”. Se añade en el referido documento que se “ha comprobado que más de un millón están debidamente alfabetizadas y además adiestradas en operaciones matemáticas básicas y concluye que en el año 2011 el Perú podrá ser declarado territorio libre de analfabetismo”. Esto suena mejor, pero un momento por favor … esta redacción es a futuro, no en presente. ¿Cuándo se realizó esta Consultoría? Por lo que parece a mediados del 2009, es decir hace dos años más o menos. Es interesante el hecho que se pueda prever un logro de esta clase con dos años de antelación. Algo así como decir que en el 2030 llegamos a Marte, con la diferencia que corroborar la llegada o no llegada a Marte es mucho más fácil. Y el documento completo no parece estar disponible en ninguna parte. Gugleando y gugleando solamente encontramos publicado en la red el dicho Resumen Ejecutivo del Ministerio de Educación que lo menciona. Nos da que pensar un tanto.

Bueno, lo cierto es que también sabemos que todo gobierno que sale tiende a ser vilipendiado, muchas veces injustamente, y si de repente tienen razón tenemos la obligación moral de decirlo. Sigamos nuestro ejercicio de buena fe. Veamos qué nos dicen algunos especialistas:

Gloria Helfer, ex Ministra de Educación: “Esperamos que no ocurra, pero si se declara a un país libre de analfabetismo, entonces el próximo presidente puede decir para qué vamos a invertir en alfabetización si ya el Perú está libre de este problema, esperemos que las evaluaciones sobre el tema se realicen de manera independiente para que nos den la verdadera realidad de este problema.”
Conclusión: Se reclama evaluaciones independientes para corroborar el logro.

Madeleine Zúñiga, Coordinadora Nacional de la campaña peruana por el derecho a la educación: “Por investigación y experiencia sabemos que no se puede alfabetizar a una persona en cuatro meses, que es lo que dura este programa, es un proceso que requiere entre uno y dos años por lo menos y si hablamos de habitantes de lengua indígena el proceso es mayor porque no vamos a pretender que el saber leer en lengua indígena lo va a insertar en el ejercicio ciudadano (…) En realidad no ha habido ninguna evaluación seria de por medio.
Conclusiones: Se plantea de nuevo el problema de la evaluación del logro. Además se cuestiona el proceso de alfabetización en sus medios, y se plantea el problema de las lenguas vernaculares originarias, aparentemente no tomado en cuenta.

Jesús Herrero, presidente del Consejo Nacional de Educación (CNE), “el proceso de alfabetización va más allá de aprender a firmar o escribir, es un trabajo continuo para evitar caer en el analfabetismo funcional (…) la tarea es más complicada y amplia que el haber recibido un número de clases. Además hay que asegurar que estas personas puedan continuar su educación, y si tienen acceso a libros que los apoyen en eso (…) Tiene que continuar siendo una prioridad para la nueva gestión, comenzando por determinar bien cuántos analfabetos hay realmente en el país”.
Conclusión: Se cuestiona el proceso de alfabetización en sus fines, se añade el tema del analfabetismo funcional, y el de sostenibilidad, es decir, el riesgo de recaída en el analfabetismo. Y, nuevamente, el problema estadístico.

Hasta ahora hay sombras y dudas que no debería haber, pues no habría sido tan difícil despejarlas haciendo las cosas con un mínimo de eficiencia, potencialidad que no dudamos existe. Veamos el otro lado. Los medios de comunicación se han limitado a reproducir las declaraciones de las autoridades educativas y del Señor Presidente en Funciones, y no han cuestionado las cifras ni el logro, aunque ya sabemos que reservan el cuestionamiento a otras cosas, y están ocupados defendiendo los intereses de los grupos de poder, a los que les conviene decir que su aliado en el gobierno ha tenido logros, con lo que evitan las salpicaduras que les pudieran caer. Así que por acá nada nuevo.

Vaya, pero esto suena a mencionar la soga en la casa del ahorcado. ¿Es que acaso, cuál perros del hortelano, se critica a destiempo y no se come ni se deja comer? ¿Acaso nadie, en su momento, habló? Miremos.

Sí, se habló. Hace dos años – 2009 - el Consejo Nacional de Educación, que es a quien le toca decir las cosas, las dijo. En un pronunciamiento se había planteado varios problemas en el Programa Nacional de Movilización por la Alfabetización - PRONAMA, tales como la ausencia de un censo nacional de analfabetos, debido a la diversidad de definiciones en cuanto a lo que es ser analfabeto. Esto derivó en diferencias notabilísimas en las estadísticas que registraban dicha población: el Censo de Población y Vivienda 2007 registró 1´360,663 analfabetos, la ENAHO 2005 llega a casi 2 millones; y la cifra del Ministerio los ubica entre 2 y 2,5 millones. Vaya, en qué quedamos. No había una Línea de Base única y concreta sobre la cual trabajar. Otro problema puesto en evidencia fue el de la baja eficiencia del programa por factores como el reclutamiento de estudiantes de 5to año de secundaria como alfabetizadores, las dificultades en el pago oportuno de los facilitadores, la supervisión de éstos, y la distribución oportuna de los materiales de enseñanza. Los programas de post-alfabetización además registraban reducción de matrícula y no incremento, lo que también se veía curioso, por decir lo menos. Es decir, el CNE cumplió con su deber haciendo ver a los ejecutores de las políticas los errores que podrían estarse cometiendo para su corrección.

Por cierto, también el educador José Rivero hizo un pequeño aunque enjundioso estudio crítico donde señaló éstos y otros problemas de PRONAMA y del proceso de alfabetización en el Perú. El link es el siguiente: http://es.scribd.com/doc/58099852/Estudio-Jose-Rivero-Pronama

Aunque estas advertencias para enmendar rumbo debieron haber bastado, hubo más. Pero el resultado es que hoy en día sumamos una estadística falaz más a las muchas falacias que este gobierno nos ha endilgado en el transcurso de su paso por la historia nacional. Según parece, en Educación deberemos tipificar este quinquenio como perdido. Urge una reformulación de las estadísticas y censos en nuestro país, porque en realidad ya no sabemos si hemos tenido algún logro o no en este quinquenio que felizmente acaba. Eso ya es tarea del gobierno entrante, y no es ni tan difícil ni tan caro.

Estos hechos más otros más nos dan bastantes motivos más que fundados para creer que el principal argumento del gobierno de Alan García para justificar su política ha sido la Finta. En cierto modo es más que natural que ahora, cuando en el realineamiento de los actores políticos resulta que el gobierno saliente tiene una categoría bastante menor que la que solía tener, ya que la vaina corre por otra parte, se quiera levantar logros tal vez con la intención de no cerrarse la puerta a una eventual vuelta de tortilla a posteriori. Pero así como el Señor Presidente en Funciones tiene el derecho de levantar sus logros, nosotros el pueblo tenemos el derecho de compulsar sus afirmaciones y ver si obedecen a la realidad por alguna parte. En cuanto a la comedia en que se convirtió la Alfabetización Nacional, no es lo mismo que si inaugurara el Cristo del Pacífico al caballazo, esto es mucho más grave. Los juramentos que los Presidentes toman dicen con toda claridad, en caso de incumplimiento, “que la Patria se lo demande”. Sería importante que efectivamente, se le demandara el tema de la “erradicación” del Analfabetismo. Y punto.