miércoles, 24 de junio de 2015

CONTRA EL RACISMO DE LA DBA, o Madiba: Apartheid y Lucha Armada

CONTRA EL RACISMO DE LA DBA, 
o Madiba: 
Apartheid y Lucha Armada

Hoy día Sudáfrica vuelve a ser nuestra, Dios permita que lo sea siempre. 
(Daniel Malan, Primer Ministro de la Sudáfrica del Apartheid)

Prohibida la entrada a perros y a negros.
(Letreros en toda Sudáfrica entre 1947 y 1992)

Detesto el racismo, porque lo veo como bárbaro, 
ya sea que venga de un hombre negro o de un hombre blanco 
(Nelson Mandela)


Un sector de la Derecha Bruta y Achorada (DBA) levanta cabeza en el Perú y empieza a mostrar su estólido racismo y su flagrante ignorancia sin vergüenza alguna. Incluso refleja, imaginamos que por puro snobismo, un punto de vista racista y discriminador que tiene parangón solamente en los pocos Supremacistas Blancos que quedan en Sudáfrica, despojados ya de todo Poder Político. Este  extremismo supérstite rebota entre los desinformados e ingenuos de toda laya, de lo que aprovechan los plumíferos a sueldo de estas latitudes, por desgracia numerosos y soliviantados pues al tener tribuna financiada creen que pueden poner los ojos en blanco y decir estupideces a mansalva. En esto se igualan los racistas o machistas más o menos avergonzados, como la gran mayoría de los de acá, con los que llamaron Terrorista a Nelson Mandela y al Congreso Nacional Africano.

Entre sus argumentos de soslayo está el disculpar el régimen del Apartheid tratando de mostrar que "no eran tan malos" porque en vez de fusilar a Mandela le dieron sólo Cadena Perpetua. A esos buitres que husmean el aire en busca de cadáver que patear se les reconoce por su incapacidad de pasar la página y seguir su vida, por la ceguera y el resentimiento como por el desconocimiento absoluto del perdón. Esto aparte la ignorancia atrevida y la necesidad de satisfacer, si pueden, su necrofilia. Hoy vamos a darles su palo, a los de allá y a los de acá, y eso es fácil, basta con unos cuantos datos y con revisar ideas. 

DBA y Racismo

Señores, basta de hipocresías y no nos engañemos: La DBA internacional tuvo en Madiba uno de sus principales enemigos, y está feliz que se haya muerto el Negro de M... . Defiende esta Derecha sus posiciones no de frente sino con falacias, mentiras y manipulaciones a través de sus medios concentrados y parametrados. Se caracterizan por el miedo de ser despojados de sus riquezas, y les comanda una corta imaginación, que mucho debe a un difuso e inconsciente sentimiento de culpa, porque nadie más o menos humano puede ser parte de un sistema tal de dominación, concentración y exclusión sobre bases raciales haciéndose el imbécil a tiempo completo, tiene que hacer algún tipo de acting-out. Y eso vale tanto para el Apartheid de allá como para el Racismo Avergonzado de por acá. 

Comprender el Apartheid

El Apartheid y su rasgo de discriminación por fenotipo tuvo dos etapas marcadas: El llamado Pequeño Apartheid (1910 - 1947) que duró desde la aparición de la Unión Sudafricana hasta que Afrikáners y Nacionalistas Blancos le ganaron las elecciones al Partido Unido e instauraron el Gran Apartheid (1947-1991).

La diferencia entre el Pequeño y el Grande era la misma que entre el Terror de las hordas nazis antes y después de 1933. Tras hacerse del gobierno emplearon sus recursos para implementar el Apartheid. Ni más ni menos como tratarán de hacer acá si ganan las elecciones de 2016. Antes de 1947 no contaban con el aparato del estado para implementar su régimen, debían conformarse con los tradicionales palos y garrotes, en vez de campos de concentración y cámaras de gas. Podríamos decir que el Perú está hoy en un estado aproximado de Pequeño Racismo Avergonzado.

El Gran Apartheid fue así no solamente discriminación y racismo, sino lo que define al Apartheid: La Opresión "legal", con leyes que hacen Política de Estado de la discriminación y la segregación, estableciendo ciudadanías de primera, segunda y tercera clase: Blancos, "colored people" y Negros. Si en algo se parece esto al Perú, no vayan a creer que no es coincidencia. 

El Congreso Nacional Africano y el Terrorismo

En el discurso escandalizado y escandaloso de la DBA de todo el mundo está la palabra Terrorismo,  vaciada de contenido por las muchas estúpidas aplicaciones y moralinas que le hacen, dictadas  por el miedo y por el interés de hacerla arma arrojadiza. Creen los caídos del palto que cuando los oprimidos se defienden de balas, tanques, aviones, gases venenosos, infiltración, provocación, amenaza de bomba nuclear, torturas, malos tratos y campos de concentración, deben hacerlo presentando la otra mejilla, con añadidos de bondad, cariño, amor fraternal, y usando cohetecillos, rascapiés, pañuelazos y soplamocos como armas equivalentes. A la DBA le encanta el doble rasero moral que les permite hablar con desvergüenza de pena de muerte, ejecuciones, soldados en las calles, mano dura, pero solamente para sus adversarios. A la vez, exigen reglas ... para protegerse ellos. No tienen empacho en reclamar para sí los Derechos Humanos que niegan a otros, ni de pagar Juicios y Acciones de Amparo, ni de indultar Delincuentes y Narcotraficantes a mansalva para utilizarlos como masa de maniobra, pervirtiendo toda idea de Justicia y concepto de Legalidad. Eso es parte de su modus operandi, y si lo vemos por acá no vaya usted a creer que no es coincidencia.

La Lanza de la Nación
  
El Pequeño Apartheid provoca como respuesta la fundación del Congreso Nacional Africano en 1912. El Partido tuvo entre sus militantes a Oliver Tambo, Albert Luthuli, Walter Sisulu, el blanco comunista Joe Slovo, y al propio Nelson Mandela

Cincuenta años se fueron en tratar por la vía pacífica de cambiar las cosas. Influidos fuertemente por el partido comunista de Sudáfrica - fiel aliado del CNA por décadas, a quien se debe el carácter multirracial del movimiento antiapartheid - se fundó Umkhonto we Sizwe (Lanza de la Nación), el brazo armado del Congreso Nacional Africano para luchar contra la Miseria y la Discriminación. 

Como dice la canción se había acumulado mucha pobreza, mucha injusticia; y las palabras ya no eran suficientes para siquiera rascarle la piel de elefante a la DBA. Si se tratara de paciencia, el CNA tuvo harta, medio siglo parece suficiente para esperar a ver si se conduele el corazón del opresor. La Lanza de la Nación le pegó al Apartheid donde le dolía al atacar la infraestructura económica, y por supuesto el régimen utilizó todos sus resortes para embotarla. Parte de ese proceso fue encerrar a Mandela bajo acusaciones de Terrorismo y Sabotaje, para que se pudriera de por vida en la prisión de Robben Island.

El régimen del Apartheid no lo formaban buenos chicos que se estaban quietecitos en su casa despreciando a los negros y segregándolos. La Sudáfrica del Apartheid construyó una Bomba Atómica que imaginamos no pensaba utilizar contra los marcianos. E invadió Namibia, financió y controló el Apartheid en Rhodesia, actual Zimbabwe. Hubiera completado una línea de defensa si hubiera dominado Angola, lo que no consiguió por la intervención militar internacionalista de la Cuba de Fidel. Esas cositas pasan cuando dejas a la DBA a su arbitrio. Y así debemos aprender Historia: Mirando la realidad sin la moral ni la retórica de los dibujos animados, que los medios de manipulación de la DBA tratan de inocular. 

Si el Apartheid no hubiera sido detenido en seco por las tropas cubanas en Angola ¿Nelson Mandela hubiera sido Presidente de Sudáfrica, o se hubiera podrido en Robben Island hasta su muerte? Si el Consejo Nacional Africano no demostraba que podía tomar las armas ¿Le hubiera alguien hecho caso? Y peor, en el caso que no hubiera habido resistencia interior y exterior al Apartheid ¿Habría habido transición pacífica del poder, o un baño de sangre sin precedentes? Para preguntárselo, ahora que esos peligros fueron evitados, y para preguntarse si bastaría para lograrlo tomarse de las manos y ponerse a cantar jingles.


Pacifismo y No-Violencia

Nelson Mandela no fue un pacifista, y cuando adoptçó una perspectiva de paz no fue como esos pacifistas que conocemos, que hablan de pacifismo para encubrir su cobardía. El mismo Mahatma Gandhi prefería el Violento al Cobarde, el Militante Agresivo al Indiferente Moral. La No-Violencia no es coartada para correrse de la pelea, suele incluso ser más exigente que el empleo irreflexivo e inútil de una Violencia que se confunde con la venganza y el crimen. Y la No-Violencia tiene dientes: Es risible ver hoy a los que usaron por décadas de la Violencia como reclaman No-Violencia de aquellos a quienes explotaron, creyendo que es Desarme. Y penoso ver como acusan falazmente de Violentistas a los que emplean métodos No-Violentos, lo vemos hoy día. 

En todo caso, Madiba hizo cuanto estuvo en su mano para combatir la opresión, y cuando abandona la Lucha Armada no es por cobardía ni por escape, sino para evitar la masacre y forzar la paz. En este continente de la Libertad está Madiba en su casa, en buena compañía y sin prejuicio alguno: Túpac AmaruSan Martín y Bolívar, Washington y el Cura Hidalgo no se enfrentaron al enemigo con soplamocos y rascapiés en Sangarará, Boyacá, Maipú, Bunker Hill y Ayacucho. No nos faltan ejemplos en este lado del mundo para diferenciar una cosa de otra. 


Colofón

Desde 2009 el 18 de Julio de todos los años (cumpleaños de Nelson Mandela) es el Día Mundial del Militante Político, precisamente en recuerdo y honor del más egregio político de fin de siglo. No sé si podemos decir con justicia "paz en su tumba", porque la cuestión, si bien reparada en Sudáfrica, en el resto del mundo no se ha terminado. Pero el ejemplo está ahí: La tarea política de la hora es hacer de cada Militante un Nelson Mandela, en lo moral y en lo combativo. Y punto por hoy, el que tenga ojos, que vea.